Granja Escuela Baladre

(04.05.2010) Dejando atrás las nubes y los libros del Colegio nos dispusimos a pasar un día en la Granja Escuela de Beniarbeig. Allí nos esperaban, no menos importantes, unas lecciones de ecología y naturaleza. Llevaban tantos días esperando ese momento, que cuando se vieron con las mochilas y las gorras, y eso que no hacía sol, intuían que algo grande y emocionante les aguardaba.

Nada más bajar ya nos esperaban los monitores para hacer los grupos y comenzar ese viaje entre, conejos, pavos, cerdos… todos los animales de la granja nos daban la bienvenida. Mientras unos intentaban agarrar alguna gallina, otros preparaban la masa para fabricar sus propias galletas. La actividad era frenética: ahora les tocaba coger esas verduritas que después en la ensalada se iban a comer. Cada paso era cuidadosamente vigilado por unos monitores que les acompañaban y les enseñaban todos los secretos que en cada esquina se encontraban.

La mañana no daba para más. Era momento de reponer fuerzas. Hoy todos eran de comedor!!! El cansancio se reflejaba en sus rostros y unos deliciosos macarrones les esperaban. Los niños buscaban en las bandejas de la ensalada su tomate o su lechuga. Satisfecha su curiosidad por encontrar el fruto de su trabajo de la mañana llegó la hora de recoger las bandejas y terminar la jornada con un ratito en el arenero.

Por la tarde poco más: unas cuantas fotos por aquí, la última visita al baño antes de recoger las mochilas y encaminarnos al autobús para regresar. Antes de llegar a la primera rotonda se habían dormido casi la mitad. Demasiadas emociones para un día!! Misión cumplida: ni una sola gota de lluvia y un montón de buenos recuerdos.

Raúl Martín Díez

Fotos: Granja Escuela Baladre