Otro año más, el colegio de los hermanos maristas, ha vestido el patio de colores para hacer su versión particular de Carnaval; esta vez con una novedad: hasta cuando estamos de fiesta ponemos en marcha el trilingüismo. Los muñecos favoritos de los niños presentaron el acto en valencià, castellano e inglés.

Como siempre, el objetivo fundamental del Carnaval Solidario es la recaudación de fondos que, este año, irán destinados a comprar alimentos básicos para Cáritas y a ayudar a los desplazados de Alepo, en Siria, a través de los “Maristas Azules”.

Una fiesta abierta a la participación de todos los alumnos, desde infantil a secundaria y con la presencia de los “fans” más incondicionales: las familias; que colaboraron preparando la merienda.

Los alumnos de infantil se disfrazaron de Minions, de la película “Gru, mi villano favorito”. Un traje muy alegre y divertido que encantó a todos los asistentes.

El primer ciclo de primaria visitó el fondo del mar, con diversidad de tiburones,cachalotes, calamares, medusas, erizos, algas… y hasta sirenas.

Los del segundo ciclo, en un homenaje a nuestras fiestas populares, llenaron el patio de moros y cristianos que formaron filaes al mando de sus respectivos capitanes.

En el tercer ciclo, con futbolistas , jugadores de rugby y sus animadoras, se hizo referencia al deporte siempre solidario y en equipo.

Los alumnos de 1º de la ESO representaron una loca carrera solidaria con final inesperado, tres destacados atletas pierden una carrera que tenían ganada por exceso de confianza.

En 2º , se rindió un sentido homenaje al personal no docente del colegio. Unas “fregonas” muy divertidas invitaron a desfilar a Gregoria y a Marisol como representantes del colectivo.

Tercero sorprendió con un entierro de todos los aspectos negativos que está dejando la crisis: paro, corrupción, recortes…todo ello con una sorprendente puesta en escena y un mensaje de esperanza.

Los mayores del colegio, como es el último año que participan, nos invitaron a ser “happies”, con sus figuras de Lego, disfraces que repartieron después entre los alumnos más pequeños, con gran aceptación por su parte.

Como fin de fiesta, acabamos con una merienda para todos; eso sí, una merienda solidaria.

Álbum de fotos | Carnaval Solidario 2014