La semana solidaria del colegio Maristas, celebrada del 3 al 7 de noviembre, y enmarcada bajo el lema “la comida no se tira”; se cerró con un alto grado de satisfacción para organizadores y comunidad educativa.

Se celebraron tutorías por curso y grupo que tenían como objetivo la reflexión sobre el excesivo consumismo en el que, a menudo, nos vemos inmersos. Numerosos audio-visuales que daban pie al debate, textos para pensar y valorar cuáles son, en realidad, nuestras necesidades y qué son meros caprichos.

En este sentido, los miembros del Equipo de solidaridad del colegio, junto a los miembros del Club Rotary de Denia, se unieron una vez más para entregar la segunda caja de productos higiénicos destinados a Cáritas. También pasaron la tarde en la residencia Santa Lucía compartiendo, con los más mayores, juegos de mesa que tuvieron como recompensa la mejor de las sonrisas. Una gran experiencia que esperan repetir ya que, según comentaron, “estos pequeños gestos son los que nos enriquecen como personas”.

Y por último, la semana se cerró con una actividad solidaria de multitudes.
La reflexión sobre consumo responsable sirvió para motivar a los alumnos a participar en el bocata solidario, una iniciativa que se repite cada año, pero a la que este curso se ha sumado El Rotary Club de Dénia, haciendo frente al gasto que suponen los botellines de agua. Un éxito cifrado en 564 alumnos que hicieron su pedido de almuerzo y pagaron los 2€ requeridos. Un éxito que nos enorgullece porque la solidaridad es el motor que puede convertir este mundo nuestro en mejor y más justo.

Gracias a todos por vuestro apoyo y colaboración.