Los comentarios respecto a la organización y a las novedades de este año han sido positivos. Un carnaval más vistoso, más visible para todos y con una gran participación. También hay quien ha felicitado a los organizadores por crear un carnaval “temático”. Ahora solo falta saber la cantidad de dinero recaudada para ese proyecto tan urgente y necesario que llevan a cabo los maristas azules en el corazón de la guerra de Siria. Enhorabuena a todos los que hemos participado y ayudado. Las sonrisas lo demuestran: valió la pena una vez más.