UN año más, el coro APAMAR visita a las HH. Carmelitas.

Risas y villancicos componen el menú de una tarde entrañable. Se unen diferentes generaciones en una misma canción. El villancico hace evocar la niñez en los mayores y disfrutar a los más pequeños de la música popular y tradicional.

«Altra pastora també ha anat, amb un gran plat de codonyat…»