Siempre nos preguntábamos, cómo era aquel edificio grande donde vivían los Hermanos, qué es lo que harían y cómo vivían. Por eso, la Comunidad de Hermanos del colegio, el pasado miércoles 3 de enero, invitó a los alumnos de 4º de E.S.O. para que los conociéramos en su día a día. Fue una experiencia inolvidable, pues solamente tienen los alumnos de 4º el privilegio de subir a la casa. Nos enseñaron: la biblioteca en la que suelen reunir, la sala en la que rezan por el colegio, por nosotros y por los Hermanos, y por último, el comedor donde comparten la mesa. Al final del trayecto, nos prepararon una merienda, para agradecernos la escucha y el entusiasmo por ir allí a conocer su vida. No nos podemos quejar, era todo muy interesante y nos ha merecido la pena, éste es nuestro último año en el colegio y no podíamos irnos sin conocer mejor la vida de los Hermanos.

¡Gracias Hermanos, por abrir las puertas de vuestra casa y acogernos tan bien!