XXI Marcha Solidaria

Solidario no es el que da a los pobres lo que le sobra. Ese es un engreído que se cree superior. Solidario es el que comparte los problemas del otro, el que de forma empática se suma al dolor, a la angustia, a la desesperanza o a la tristeza del otro. Solidario es el que sale de su zona de confort para entrar en la zona de “no confort” del que tiene al lado y le acompaña.

Desde Maristas, 20 veces hemos animado a la sociedad de Denia a caminar hasta el MenaXXI y volver con los pies doloridos y una sonrisa en la cara y la sensación de que el mundo tiene esperanza porque sigue habiendo mucha gente de buen corazón. 20 veces son muchas veces, y más si tenemos en cuenta que la ONG organizadora (SED) cumple este año sus 25 primaveras. Es decir, que a los 5 años de existencia de la ONG ya estaba el colegio Marista de Denia apelando al corazón de los dianenses para reivindicar un mundo menos injusto y un poco más humano. La respuesta siempre ha sido generosa. Las páginas de Canfali de los últimos 20 años llenas de fotos con familias sonrientes sellando sus tarjetas en los puestos de control, hiciera frío o calor, lluvia o sol de justicia son la prueba más fehaciente de ello.

El próximo Domingo 14 de Mayo nos volvemos a poner en camino hacia las Rotas de una doble manera y con un doble objetivo. Doble manera porque la marcha de este año se podrá hacer caminando, como siempre, o corriendo de manera no competitiva, pensando en aquellas personas que disfrutan con el running y quieren dar a sus zancadas un ritmo solidario. En cuanto al doble objetivo: por un lado queremos acompañar a las familias, niños y voluntarios de Cruz Roja Denia que llevan a cabo un Programa de Infancia en dificultad social (a ellos irá destinado el 50% de lo recaudado) y por otro, colaborar con SED en un proyecto de Infraestructura y equipamiento educativo para el colegio San Alberto, en Camerún. Se trata de dotar al centro de un laboratorio de ciencias, un autobús escolar y un aula multifuncional.

Camerún es un país con una alta tasa de analfabetismo, especialmente entre las mujeres en zonas rurales. El proyecto va destinado a la zona de Bamenda, concretamente para la población rural de Bafut, donde el colegio San Alberto se encarga de atender a la población que no podía desplazarse a la ciudad para recibir educación. El coste total del proyecto es de 150.000 €. Desde Denia colaboraremos en lo que podamos sabiendo que lo más importante no es la cantidad de dinero, sino la concienciación y la transformación de nuestra forma de ver el mundo y de entender la cooperación.

Solo cuando seamos capaces de ver los problemas lejanos como cercanos empezaremos a cambiar hábitos, a cambiar mentalidades, a cambiar formas de actuar… y entonces cambiará el mundo. Gracias a todas las familias que ya estáis calentando motores, cabezas, piernas, corazones… para el gran día. Ánimo a todos.