Os adjuntamos un escrito que ha querido dedicar la profesora Aurora Martí Dominguez con todo su cariño a sus pequeños alumnos de 3º A de Infantil.

A mis queridos  “ pinchuflos”  y familia sólo puedo deciros

MIL MILLONES DE GRACIAS Y QUE VOSOTROS SOIS MIS SUPERHÉROES.

Hace poco más  de 7 meses, me encomendasteis una tarea súper difícil a la vez que pasional.  Me entregasteis vuestro valor más preciado, vuestros hijos. Algunos con lágrimas en los ojos porque era la primera vez  que os separabais de ellos, otros con la ilusión de descubrir un mundo mágico y otros con temor a lo desconocido, pero en lo que sí coincidisteis todos fue en el respeto y en la confianza que depositasteis en mi para empezar esta nueva etapa.

Poco a poco esas lágrimas, temores se fueron convirtiendo en alegrías, aprendizajes, risas y buenos momentos. Empezaron siendo unos bebés y en tan solo 7 meses se han convertido en unos grandes superhéroes.

Sí, digo unos grandes superhéroes porque un niño necesita correr, necesita abrazarte y necesita relacionarse con el otro para seguir creciendo y aprendiendo. Ahora, por circunstancias de la emergencia sanitaria, no puedo veros, pero sigo sintiéndoos muy cerca,  porque como bien decimos cuando empezamos el día alegría. ALEGRÍA ALEGRÍA Y UNA SONRISA CADA DÍA,  porque vosotros sois la alegría que lleva mi día y eso es lo el regalo más bonito e importante que te puede dar un niño. Así que “tetes” gracias por esas sonrisas  tan bonitas que me habéis enviado que hacen que cada día sea un poco mejor.  Y a vosotros los papis muchas gracias por el video, muchas gracias por la paciencia y colaboración que estáis teniendo día a día.

Y ahora a todos los padres que formáis esta gran familia Marista, mi más sincera enhorabuena por vuestros hijos que están haciendo un trabajo único, que están viviendo esto muchísimo mejor que nosotros, que nos están dando una lección de vida que va  más allá  que cualquier cosa y es conformarse con lo que tienen y disfrutar de lo mas bonito que es del que tienen al lado.

Por todo ello y por muchas cosas más,  estoy infinitamente agradecida por esa confianza y amor  incondicional que tienen cada uno de vuestros hijos.

Ahora, me gustaría compartir con todos el  maravilloso regalo que me hicieron mis «pinchuflos» y  sus «papis» . PINCHA AQUI PARA VER EL VIDEO