Dentro de unos días, nuestros peques podrán empezar a salir de casa dando pequeños paseos, podrán por fin jugar en la calle, ir en bicicleta y correr.

Pero hace muchos días que están en casa sin salir, volver a ver a gente, cruzarse por casualidad con algún vecino o amigo y contener el impulso de ir a saludarle o abrazarle, entender que aunque podemos salir no podemos ir a casa de los abuelos o tíos, mantener la distancia de seguridad…. todo esto no es tan fácil.

La situación empieza a normalizarse pero aún estamos muy lejos de lo que era nuestra vida normal. Por eso, salir a la calle de nuevo, puede ser duro para ellos y puede causarles diversas sensaciones y emociones y es muy importante acompañarles en un proceso de preparación previo a nuestra primera salida, al igual que lo hicimos cuando comenzó toda está situación para explicarles porque debíamos permanecer en casa.

Nos han demostrado que son capaces de adaptarse a cualquier situación, y en está ocasión también lo van a poder hacer genial.

Os dejamos una historia que ha preparado Carmen Esteban , psicóloga infantil y juvenil y gran profesional.

Os recomendamos que la sigáis en las redes sociales, puesto que es muy activa y sube artículos y participa en directos muy interesantes y que nos pueden ayudar mucho durante estos días.