¡Hola familias!

Ponemos fin a otra semana en la que no han faltado momentos especiales en nuestras aulas, una semana que ha estado marcada por el miércoles de ceniza y el comienzo de la Cuaresma.

Un año más, el tiempo de Cuaresma se presenta ante nosotros como una oportunidad de mejora, de reflexión y conversión personal, con la Pascua en el horizonte de este camino.

En Infantil, tratamos de explicar a los niños la importancia de este tiempo de Cuaresma planteándolo como una ocasión para ser un poco mejores, para crecer como personas y cambiar aquellos comportamientos o actitudes de los que no estamos del todo orgullosos.

Siguiendo el lema de este curso (“Hagamos nuestra casa hogar”) les proponemos diferentes actividades que se fundamentan en la idea de “vivir desde el corazón”, no sólo desde las formas o las ideas. Tenemos por delante 40 días que se presentan como 40 oportunidades para cambiar nuestro corazón, a veces de piedra, por otro abierto, sensible, llevando alegría a los que están tristes, escuchando a los que nadie hace caso, siendo cariñosos y construyendo un corazón tan grande como el de Jesús, donde quepa todo el mundo, prestando especial atención a los menos favorecidos.

Para los niños, el miércoles de ceniza adquiere un cariz especial: es el día que reciben al Hno. Vicente y esperan el momento de la imposición de ceniza, con nervios e ilusión a partes iguales. Para terminar, una reflexión personal y unas propuestas de cambio, entre las que hay ideas realmente interesantes que nos recuerdan que no debemos dejar de escuchar a los niños porque aún nos hablan desde el corazón.

Y, como siempre, para que seáis testigos de todo lo que os contamos a través de estas líneas, os dejamos el enlace a un álbum de fotos para que apreciéis la magia con la que viven cada uno de estos momentos.

Feliz Cuaresma.

Miércoles de ceniza - Curso 2020/21