El niño tiene cien lenguajes, cien manos, cien pensamientos, cien formas de pensar, de jugar y de hablar, cien siempre, cien formas de escuchar, de sorprender, de amar, cien alegrías para cantar y entender – Loris Malaguzzi -.

¡Hola familias!

Hoy queremos compartir con vosotros esta pequeña reflexión que tan bien define nuestra pedagogía. Si los niños tienen cien formas de aprender, no podemos plantear una única manera de enseñar, sino que deben ser también cien las formas de sorprenderles y motivarles. Por eso, os queremos mostrar uno de los recursos que habitualmente usamos en nuestras aulas y que tiene un poder cautivador: la mesa de luz.

Las mesas de luz se fundamentan en los principios pedagógicos de Reggio Emilia y tienen un enorme potencial cuando hablamos de generar nuevos aprendizajes. Para los niños, suponen toda una experiencia sensorial; para nosotros, una forma ideal de captar su atención.

Como sabéis, en nuestro Equipo apostamos por las actividades vivenciales que permitan a los niños ser protagonistas de su aprendizaje y la mesa de luz es una de ellas. Un recurso muy versátil con numerosos beneficios que van desde el desarrollo de la creatividad hasta el aumento de la concentración.

A través de la mesa de luz estamos proporcionando a los niños un espacio donde dejar volar su imaginación, ya que nos permite convertir cualquier actividad en una verdadera experiencia multisensorial.

La superficie luminosa, las luces y sombras y los cambios de color transforman los materiales dándoles una nueva dimensión, al trabajar con elementos traslúcidos y siluetas que aportan un puntito de magia a cada una de sus creaciones.

En definitiva, la mesa de luz es una herramienta educativa y lúdica esencial en nuestras aulas, que permite a los niños seguir avanzando en su proceso creativo, desarrollando el ingenio, manteniendo el interés por la experimentación, la curiosidad y la sorpresa. Una forma más de acercarnos a esos cien lenguajes de los que nos hablaba Malaguzzi.

¡No os perdáis el vídeo que recoge algunos de estos momentos tan mágicos!

Gracias por seguir leyéndonos.

¡Hasta la próxima!