Entre las diferentes acciones que estamos llevando a cabo durante este trimestre, con una agenda repleta de actividades divertidas como las que Simon nos mostró la semana pasada y mientras viajamos por el mundo conociendo países y culturas lejanas, en las clases de 4 años hemos encontrado un hueco para trabajar el otoño.

Los niños y niñas de infantil sienten una enorme curiosidad por observar el entorno, descubrir los cambios que ocurren y la naturaleza. Así que, aprovechando el momento del año en el que estamos y su interés en todo lo referente a esta estación, considerábamos fundamental dedicar unos días a esta temática.

Y no hemos encontrado mejor manera de llegar a todos los niños y niñas que trabajando a través de una paleta de IIMM donde el otoño se nos presenta como un concepto integrador de diferentes contenidos. Aunque, como ya sabéis, cuando trabajamos a través de las Inteligencias Múltiples, generamos aprendizajes profundos en los niños y niñas que no solo abarcan contenidos, sino que ponen en juego varios procesos cognitivos para conseguir, así, que el aprendizaje que sea significativo, real y les sirva para la vida.

Así pues, a lo largo de la semana pasada llevamos a cabo diferentes actividades de lectoescritura, lógico-matemática, expresión corporal, musical y plástica… que los niños y niñas de 4 años disfrutaron de verdad.

Trabajando a través de las IIMM les brindamos la oportunidad de sentirse seguros y autónomos, pues todos pueden demostrar su potencial en aquellas inteligencias donde más destacan y reforzar, a su vez, las menos desarrolladas. Nadie queda fuera y eso resulta fundamental. Pero, sobre todo, les brindamos la oportunidad de hacerlo siendo felices, disfrutando de un conocimiento que nace de sus intereses y que se desarrolla siguiendo metodologías activas.

Os dejamos un breve vídeo con algunos de los procesos y resultados finales de esta paleta.

¡Feliz semana!