Se acerca el final de este curso tan peculiar, pero a la vez esperanzador en el que parece que, poco a poco, vamos retomando la normalidad.  En estos últimos meses estamos volviendo a ver a los niños y niñas jugar, disfrutar, aprender y compartir grandes momentos en el cole.  Ha sido un curso un tanto agridulce y, por ello, hoy queremos compartir con vosotros un aspecto que, pese a todo lo ocurrido, no ha cambiado y nos ha ayudado a permanecer unidos e ilusionados:

¡La música!

Esta gran amiga ha mantenido encendida una llama de esperanza en el interior de los niños y niñas, aportándoles calma cuando ha sido necesario y energía en su día a día pero, sobre todo, ayudándoles a comprender con la mayor serenidad posible lo que ha ido sucediendo durante estos años llenos de cambios e imprevistos.

Por ese motivo, a lo largo de este curso, uno de los objetivos de nuestro Equipo ha sido enseñar a los peques a controlar sus emociones a través de ella. Y en este camino, nuestro profe Javi ha realizado una labor estupenda durante los últimos meses, dirigiendo la acción educativa del aula de música, buscando ofrecer actividades musicales variadas que han concentrado todo un abanico de beneficios. Entre ellas podemos destacar: las audiciones, la percusión corporal, el canto, el lenguaje musical, la instrumentación rítmica y melódica, la danza, la relajación y la improvisación.

Y es que no podemos olvidarnos de la importancia que la música tiene en la etapa de infantil, un período totalmente receptivo durante el cual se aprovechan todas las posibilidades musicales del aula y del entorno próximo para desarrollar el aprendizaje. Una educación musical temprana conlleva numerosos beneficios en lo referente a la atención y concentración, al incremento de la memoria y la creatividad, al desarrollo de las habilidades motoras y rítmicas y, por supuesto, a la socialización y el autoconocimiento de uno mismo.

Sin duda, es una actividad esencial en la vida de los peques; como dijo Platón: “La música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas” 

Os dejamos un breve vídeo donde podéis ver de qué manera disfrutan con ella.

¡Gracias por seguir leyéndonos!