Bienvenidos a un mundo mágico donde detrás de cada página se esconde una increíble aventura. Y es que si hay algo capaz de hacernos reír, llorar, emocionarnos, inquietarnos y vivir mil vidas distintas es un libro. Hoy hemos celebrado el día del libro y, como no podía ser de otra manera, lo hemos hecho invitando a los niños a vivir una experiencia llena de significado: convertirse, por un día, en creadores de cuentos y empaparse de la magia que desprenden. Ensalada de cuentos, los cuentos al revés, transformando historias, inventando nuevos personajes… En cada aula hemos usado una técnica de escritura creativa diferente, tratando de combinar lo que ya sabíamos de los cuentos clásicos con ideas nuevas, divertidas, elementos extraños y personajes alternativos. Nuestro objetivo no era otro que fomentar el desarrollo de la creatividad, la imaginación y el lenguaje creando nuestros propios cuentos. El mensaje que hemos querido compartir con nuestros alumnos también era simple: imagina, crea, crece… La lectura es vida. Os dejamos una pequeña muestra de cómo hemos disfrutado este día. ¡Feliz día del libro!