La celebración de inicio de curso en el colegio Maristas de Dénia tuvo lugar el pasado viernes en un escenario particular. El el patio, una cama, acogió a un cansado San Marcelino que nos reveló algunos de sus sueños. Grandes sueños enmarcados en el lema de este curso, liderados por su amor a María, y siempre basados en valores de vocación y servicio. Unas palabras de ánimo para todos los alumnos del colegio, que celebraron con entusiasmo semejante visita. Un punto de partida común a todos, grandes y pequeños, que juntos abrieron la puerta de los sueños a la esperanza, la solidaridad y el compromiso. Un punto de partida en el que soñar es sinónimo de corazones abiertos y mentes despiertas. Un punto de partida enmarcado en un deseo común: “deja que tus sueños sean más grandes que tus miedos y tus acciones sean más fuertes que tus palabras”. Sólo así podremos hacer realidad el lema de este curso; sólo así podremos vivir el sueño. Fotos |